ELIMINACIÓN DEL EFECTIVO, LA PESADILLA QUE ESTÁ POR LLEGAR.

En Colombia se prepara un CONPES con el cual pretende en principio, desincentivar el uso del dinero en efectivo y en últimas, prohibir de manera definitiva la circulación de la moneda.

Dice que con esta medida Colombia se parecerá más a un país desarrollado que a uno en vía de desarrollo. Como si con esa decisión per se, se mejoraran las condiciones de una abandonada sociedad.

Pero bueno, así son nuestros gobernantes, mentes extraordinariamente incomprensibles, que prefieren llevar internet a donde no hay ni agua.

Cuando lo verdaderamente cierto, es que esta medida no va a servir ni para controlar capitales ilegales, pues no mintamos, Colombia es como ya muchos lo han dicho un Narco Estado, donde la ilegalidad no está en la base sino en la cúspide.

Así, que el único capital que realmente van a controlar es el del verdadero ciudadano, aquel que trabaja con sudor pero gana con dolor.

Pese a que la desestimulación del dinero físico el Gobierno lo pinta: Como ellos pintan todo, de rosado, como si no fuéramos colombianos sino Alicias, como si esto no fuera Colombia sino Suizlombia y ellos no fueran pirañas sino hormigas ejemplares y comprometidas, lo cierto es que Colombia es un conjunto desigual pero uniforme de presas fáciles, sometidos a animales voraces.

Lo que nos pone en una situación de suma desventaja frente a esta clase de iniciativas “nobles”.

La eliminación del efectivo siempre traerá problemas. En Suecia ya empezaron los bancos a abusar de su posición dominante, pero en Colombia esto ya no es un peligro, sino una barbarie.

Recuerden que aquí ni Bancolombia le pone el alma, ni BBVA crea oportunidades ni Caja Social es nuestro banco amigo.

Así que aquí todos ellos, usarán sus poderes, ahora exorbitantes, para anular nuestras libertades y escurrir nuestros bolsillos.

La medida iniciará con una inocente desestimulación del uso del efectivo, imponiendo altos costos a estas transacciones y disminuyendo los propios en medios digitales.

Más adelante, observaremos como las sucursales bancarias y cajeros automáticos que hoy encontramos en cada esquina habrán desaparecido, lo que nos complicara el uso del efectivo y nos impulsará aún más a usar los medios digitales.

Después tan solo se permitirá el uso del efectivo a escala limitada, hasta que finalmente nos rendiremos frente al sistema que prohibirá por completo las transacciones en físico lo que obligará hasta al más pobre a someterse al sistema financiero y sus caprichos, y todos simplemente aceptaremos nuestra nueva realidad, como buen Colombiano, con resignación y humildad.

Con ello llegará el control total sobre nuestra economía personal, que tal vez para muchos este bien pero que otros no están dispuestos a soportar, una clara violación a la intimidad y una práctica peligrosa en una sociedad desigual, en un país con tanta informalidad, que ha llegado hasta allí precisamente por necesidad y un gobierno tan voraz que con todo se quiere quedar.

Al final todos seremos presa de los abusos del sistema financiero y por supuesto de sus financiados gobernantes, pues la relación entre estos dos, no es de amigos, es de mellizos inseparables.

Esta iniciativa fue creada con el único objeto de beneficiar el sector bancario así como las entidades que hoy fungen como intermediarios, ejm: Paypal, mercadopago.

Todos ellos, dueños de grandes ecosistemas de comercio en línea y pago.

Ellos ampliarán su control. Ya no solo nos encontraremos a merced de sus tasas de interés y los cobros por transacción de los que tanto nos quejamos. Ahora ellos nos dirán a quién le podemos comprar y qué podremos comprar. Y con ello, también definirán, quién puede vender y qué puede vender. Además de todo, ahora nuestra completa intimidad está en sus manos.

Cuando despertemos y entendamos el peligro que significa no tener privacidad y perder el control en un mundo tan digital como el que ya inició y uno mucho más fortalecido que nos espera y, queramos rebelarnos, estaremos lo suficientemente debilitados por el sistema para hacer algo.

Para muchos no hay ningún problema con la actual iniciativa del Gobierno, pero lo cierto es, que sí lo hay, pues aunque la tecnología es bienvenida, como sociedad, como individuos, debemos tener siempre la opción de decidir entre otras cosas qué medio de pago queremos usar así como tener la opción de conservar nuestra intimidad.

Por demás con la eliminación del efectivo se nos deja completamente inermes y vulnerables frente a la banca, que basicamente ya hoy por hoy hace con nosotros lo que se le da la gana, nos desarma por completo pues nos arrebata lo único que podría servir como amenaza.

Esta medida persigue intereses ocultos que implican mucho más que una reducción de costos de impresión que al final no nos beneficiará, y va más allá del interés en evitar la propagación de un virus mortal.

Esto es en realidad el resultado de una orquesta criminal que como todo en Colombia, los beneficiará a ellos y joderá a todos los demás. Pensemos:

  • ¿Qué vamos a hacer cuando se les de por crear un nuevo impuesto, tasa, contribución por manejarnos la plata?
  • ¿Qué va a pasar con las personas que en nuestro país no están familiarizadas con la tecnología?
  • ¿Qué van a hacer en los lugares donde ni siquiera hay tecnología?
  • ¿Qué van a hacer los más pobres? ¿pagar por usar un computador y además asumir los costos de los intermediarios y los bancos?
  • ¿Qué va a pasar con el vendedor de aguacates? ¿Se va a tener que registrar en la DIAN?
  • ¿Qué va a hacer el que gana lo justo para subsistir pero que ahora además debe pagarle al banco una cuota de manejo?
  • ¿Qué va a hacer el informal, que encuentra en la venta de almuerzos a sus vecinos un medio de subsistencia y ahora por no estar registrado en la DIAN no podemos hacerle el pago?

Hombre! esto es Colombia, no Suizlombia. En este país solo existen necesidades, y ahora con esto vamos a crecer, pero en pobres.

Nota: El Gobierno Chino usa los datos recopilados por el sector financiero, sobre las prácticas de compra de cada individuo para sancionar a sus detractores.

Además en Europa se ha usado como mecanismo de desacreditación pública, en la medida en que las transacciones revelan detalles de la vida intima de las personas.

¿Y tú estás a favor de esta medida?

Autor: Reacciona Colombia
Autor: Reacciona Colombia

Síguenos en redes sociales
Compartir
error: