PENSIÓN Y RÉGIMEN DE TRANSICIÓN

El caso especializado para este artículo es el de los trámites de pensión, ya que, con la situación actual, las entidades de pensión han dado ciertas inquietudes en sus afiliados para efectuar su labor de manera eficaz.

El régimen de transición aplicaba para quienes al momento de la entrada en vigencia de la Ley 100 de 1993 cumplieran uno de dos requisitos:

  • Tener 35 o más años de edad en el caso de las mujeres y 40 o más años de edad en el caso de los hombres.
  • Tener 15 años o más de servicio (cotizaciones).

El régimen de transición pensional fue creado por el artículo 36 de la Ley 100 de 1993 y de este sólo se pueden beneficiar los afiliados al régimen de prima media con prestación definida, que hoy día es gestionado por Colpensiones.

¿Qué cambios introdujo la Ley 100 de 1993 al sistema pensional?

Ley 100 de 1993 hizo más gravosos los requisitos para acceder a la pensión, y es natural que una persona a la que le faltaba poco para pensionarse resultó afectada al cambiarle las reglas de juego justo antes de pensionarse, razón por la cual la Ley 100 creó el régimen de transición, con el que se permitía a los afiliados beneficiados  con dicho régimen pensionarse con los requisitos de edad, tiempo y monto de pensión vigentes antes del 1 de abril de 1994, que sin duda le eran más beneficiosos.

En consecuencia, quienes fueron cobijados con el régimen de transición pensional, que por supuesto fueron personas que aún no se habían pensionado, se pensionaron con las reglas antiguas a pesar de haber cumplido los requisitos para pensionarse en vigencia de la nueva ley que consideró condiciones distintas.

En otras palabras, el régimen de transición pensional permite a las personas pensionarse en el futuro con las reglas y requisitos del pasado, considerando que las reglas del pasado le son más beneficiosas que las del futuro.

Dicho régimen fue extendido con sus beneficios hasta el 31 de diciembre del 2014, previo cumplimiento del requisito de la 750 semanas, que exige el Acto Legislativo 01 del 2005 a fecha 25 de julio del 2005.

Las personas que se encuentran con estos beneficios del régimen de transición podrán pensionarse al cumplir 60 años de edad y tener acreditado 500 semanas cotizadas, 20 años anteriores del cumplimiento de la edad, es decir, antes del 31 de diciembre del 2014 o tener acreditado un monto de 1000 semanas en cualquier tiempo.

También le puede interesar saber como se puede beneficiar del principio de la condición más beneficiosa en materia pensional.

Doctor Felix E. Mercado

Director Jurídico de la firma ASESORÍA JURÍDICA que brinda servicios especializados en el trámites de pensiones, derecho laboral-social y de familia.

Síguenos en redes sociales
Compartir
error: